top of page

Mi Hagshama - Elena Kalach, Manhigut

Muchos preguntan por qué elegir la educación como carrera y profesión y para mí la respuesta ha sido sencilla y evidente desde un inicio, yo creía que el mundo necesita un cambio, el cómo hacerlo era la pregunta, y la respuesta la encontré en un libro llamado “Volver a ser niño” de Janusz Korczak, en ese momento decidí que la educación era la herramienta que iba a utilizar en mi vida para poner mi granito de arena en el cambio en el mundo que tanto buscaba, estudié y me preparé, conocía a la perfección la teoría y comencé con esta nueva aventura llamada docencia.


43 alumnos a los que enseñarles y transmitirles, y en ese instante, en esa primera clase olvidé todo lo que podía saber sobre el tema y lo primero que me vino a la mente fue la frase: “Un buen educador que no impone, si no libera, que no tira de nadie, si no levanta, que no apisona más forma, que no dicta, si no enseña, que no exige, si no pregunta, vivirá con los niños muchos instantes inspiradores” de Janusz Korczak.


La docencia me ha enseñado que sí, la educación puede cambiar al mundo, pero solamente si vemos a cada alumno como un mundo entero, el cual cambiar, comprender, acompañar y sobre todo amar.


Elegí la educación y la complementé con mi otra pasión que es el sionismo, día con día lo dedico a que mis alumnos conozcan nuestro país, sus logros, dificultades, líderes y sus dilemas, los avances y también sus tropiezos, constantemente mis compañeros me preguntan ¿por qué si eres tan sionista no haces alía? Ya que muchos lo consideran como la meta máxima en una vida dedicada al sionismo, y yo llegue a la respuesta que mi labor con Israel está aquí, en el salón de clases, formando en los niños de nuestra comunidad una identidad judeo-sionista sólida.


Así que cuando alguien pregunta por qué elegir la educación como mi profesión, solamente encontrará la respuesta dentro de un salón de clases, porque ahí es donde sucede toda la magia.




0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¿Los jóvenes son apáticos? - Sharon Garber

Trabajar en la Comunidad Judía de México me ha dado mucho en mi vida tanto personal como profesional. Desde que tengo memoria participo en actividades de la comunidad. Empecé en los Scouts Israelitas

Commentaires


bottom of page